Sunday, January 15, 2012


We are happy to announce that prestigious New Yorker Films has released the video of PARAISO in June 2012 and is ready to be pre-ordered in DVD video through

New Yorker Films -a respected movie distribution house, which recently was re-organized under the helm of Jose Lopez and has distributed other Leon Ichaso films, like El Super and Crossover Dreams- will be in charge of Paraiso's commercial distribution.

It is part of their 2012 catalogue, they will handle DVD's, etc.
More news to come.

Wednesday, April 27, 2011


Is Hector Lavoe Coming To Austin?
By Gabino_Iglesias - Tuesday April 26, 2011 - 10:02 am .

The 14th Cine Las Americas International Film Festival will present two special screenings today at the Emma S. Barrientos Mexican American Cultural Center (MACC) featuring the work of Cuban-American director Leon Ichaso. Ichaso, an award-winning filmmaker, is part of this year’s Festival narrative feature and short film jury. He will be in attendance to present his films "Paraiso" and "El Cantante."

"Paraiso" (cast: Miguel Gutiérrez, Adrián Más) tells the story of how the monotonous life of Miami radio personality Remigio Gallegos changes abruptly when he answers the phone to find out that a son he has never met is waiting for him at the immigration office. Along with his mother's cross, the young man brings with him a haunted past. "Paraiso" explores generational and class divides within the Cuban exile community in southern Florida, a theme that can easily be filtered through Austin's experience with migration. Here's what the communiqué had to say about the film: "Part thriller, drama, and existential romance, the film explodes with heart, color, music, and a desperate tale."

"El Cantante" (cast: Marc Antony, Jennifer Lopez) charts Hector Lavoe's rapid rise to success and fame as an artist whose music combined Puerto Rican tradition with streetwise modernity, unabashed emotion with straightforward realism. The movie reveals the singer not only as an architect of salsa but as its soul; the kind of artist, like Billie Holliday, Edith Piaf or La Lupe, who forges an uncanny emotional bond with his audience. The movie, which I saw when it came out, is a good exploration of Lavoe's life and the drug use in the movie is an element worth discussing.

"Paraiso" will screen today at 9:00 p.m. and "El Cantante" will be shown at 9:00 p.m. tomorrow, Wednesday April 27. Both screenings will be at the MACC (600 River Street, Austin, TX 78701), and will be free and open to the public.

Tuesday, September 14, 2010

Paraiso and a Tribute to Leon Ichaso at the Seattle International Film Festival

Paraiso: Tribute to Leon Ichaso
Special Guest Leon Ichaso
Showing: Saturday, October 02, 7:30 PM
Running Time: 100 Minutes
Theater: SIFF Cinema
Ticket Code: PARA1002
Paradise, USA, 2009

Special guest Leon Ichaso presenting
The monotonous life of Miami radio personality Remigio Gallegos changes abruptly when he answers the phone to find out that a son he has never met is waiting for him at the immigration office. Along with his mother’s cross, the young man brings with him a haunted past. Directed by León Ichaso (El Cantante, Crossover Dreams), Paraiso explores generational and class divides within the Cuban exile community in southern Florida. Part thriller, drama, and existential romance, the film explodes with heart, color, music, and a desperate tale.

Directed by Leon Ichaso. With Miguel Gutiérrez, Adrián Mas, Tamara Melián, and Lili Rentería.

In Spanish with English subtitles.

Saturday, February 27, 2010

Paraiso at the San Diego Film Festival March 11-21

Leon Ichaso was be the Guest Director 2010 at the San Diego Latino Film Festival and Paraiso was exhibited as well as his film Piñero.

More information at

Tuesday, December 8, 2009

Variety Review of "Paraiso"


An Open Road Distribution presentation of a Camino Verde Films production. Produced by Lisa Rhoden. Directed, written by Leon Ichaso. With: Adrian Mas, Miguel Gutierrez, Tamara Melian, Lili Renteria, Ariel Texido.(Spanish, English dialogue)


Following 1979's "El Super" and 1996's "Bitter Sugar," "Paraiso" reps the final, bleakest entry in Leon Ichaso's widely spaced Cuban trilogy. At its center prowls a supposed representative of Fidel Castro's vaunted "new man," in the form of a personable young sociopath. Luckily, one need not share Ichaso's political beliefs to appreciate his portrait of an opportunistic killer insinuating himself, like a cancer, in an already fragile emigre community. Handsomely belying its reputed $30,000 budget, "Paraiso" detonates its protag's restless energy amid the luxury haunts of the rich. Theatrical prospects appear iffy, but the nervy pic could shine in ancillary.

Having braved stormy seas on a raft, Ivan (Adrian Mas) washes up in Florida to join the father he never met, legendary radio personality Remigio (Miguel Gutierrez), who bemusedly welcomes his lost son into his fabulous, art-filled beachfront home.

Ivan's star rises quickly. When a low-level job falls through, Ivan's clandestine affair with his dad's longtime mistress (Lili Renteria) snags him a one-shot modeling gig that soon has his photo plastered across billboards, causing dreams of Hollywood stardom to dance in his head.

But Ivan's idyllic existence is menaced by a small-time crook from his past. Forced, or so he believes, to exterminate the threat before it destroys him, he starts to imagine threats everywhere and sets about eliminating them -- even the adventuresome gamine (Tamara Melian) he's fallen in love with.

Ichaso's layered editing style, applying staccato images like tiny brushstrokes, proves especially suitable for capturing the jittery nature of a creature whose survivalist instincts don't allow him to see further than the next enemy. HD lensing carves depths in the nighttime streets and blurs the limits of the daylit ocean, creating a mirage-like cityscape quite distinct from those in Ichaso's old "Miami Vice" episodes.

Ichaso also nails the smoke-filled ambiance of the latenight radio station where Remigio spins his anecdotal, quasi-poetic musings. Ichaso's own father was a Cuban radio celeb who stayed in his homeland for five years after his family fled, and the helmer's depiction of Remigio's moral makeup, tinged with a certain self-satisfied complacency, reads ambiguously.

Obviously a first-class bon vivant and remarkable raconteur, Remigio leaves much to be desired as a responsible parent. While he soon suspects Ivan may not be his son, or at least not one he wants to foist on Miami, he does nothing, fearful of endangering his comfortable lifestyle. Ichaso's corrosive vision of humanity, drowning itself on the shores of paradise, finally spares no one.

Camera (color/B&W, HD), Henry Lynk, Henry Vargas; editors, Juan Carlos Garza, Sebastian Jimenez; music, Alfredo Triff; music supervisor, Ken Weiss; production designer, Luis Soler; sound, Jose Marquez; sound designer, Bruno Canale; re-recording mixer, Robert Fernandez; associate producers, Juan Garza, Mariano Ros, Mari Ichaso. Reviewed at New York Latino Film Festival, July 29, 2009. Running time: 100 MIN.

Read the full article at:

See Paraiso's trailer at:

Sunday, October 18, 2009

Paraiso / Director's Cut / Presented on Oct 23, 24 & 25th at The Miami Beach Cinematheque

Paraiso by Leon Ichaso (the final cut)

Five special sold out presentations of the new cut of the film were shown at the Miami Beach Cinematheque on Oct 23, 24 and 25th, followed by sessions of Q&A.

By Ziva Sahl, on October 16, 2009, at 12:46 pm

The Los Angeles Latino International Film Festival presented Leon Ichaso's Paraíso, a brilliant stunning film shot with a crew of only ten for the astounding low budget of $30,000. It's a provocative Cuban exile drama framed around the story of Ivan, newly arrived by raft and his adjustment to life in Miami's exile community. Always controversial, Ichaso's Ivan has a dark side, caused by years of hustling to survive in Cuba's inhumane, repressive society, the film is brutally unsparing in its portrait of the Revolution's "New Man." Highly recommended.

Wednesday, October 14, 2009

Paraiso at the Miami Beach Cinematheque Oct 23, 24 & 25th ---And Review by Rene Rodriguez -The Miami Herald film critic

Leon Ichaso's ''Paraiso'' returns to Miami

If you missed Leon Ichaso's provocative Cuban exile drama Paraiso (Paradise) when it made its world premiere at the Miami Film Festival in March, you'll have a second chance to catch it during the Miami Beach Cinematheque's A Weekend With Leon Ichaso running Oct. 23-25.

Shot entirely in Miami using local actors and crew for a measly $30,000, Paraiso centers on a Cuban balsero who encounters the dark side of the American dream on Miami's mean streets.

Paraiso will be shown at 8 p.m. Oct. 23 and 7 and 9:15 p.m. Oct. 24-25. The always-outspoken Ichaso, who is equally adept at talking about Cuban assimilation or low-budget filmmaking, will introduce each screening and participate in a post-film Q&A.

For more information, visit

'Paraiso' wraps up film trilogy on Cuban exiles

In Paraiso, actor Adrian Mas portrays Ivan, who has fled Cuba on a raft and ends up in Miami. In his now-classic directorial debut, 1979's El Super, Havana-born filmmaker Leon Ichaso documented the travails of a homesick, blue-collar Cuban exile struggling to raise his family in an unforgiving New York.

In 1996's Azúcar amarga (Bitter Sugar), Ichaso revisited the Cuban-exile theme from the inside-out, exploring contemporary life on the island and the growing disillusionment of people who had bought into the ideals of Castro's revolution.

With Paraiso (Paradise), which makes its world premiere Wednesday at the Miami International Film Festival, Ichaso brings his unofficial trilogy to a strikingly unsentimental and haunting close -- a finale the director believes will inevitably rankle at least some members of Miami's Cuban exile community.

''It is important to remember this is one man's tale and is not meant to be a generalization of all the Cubans who are coming here today,'' said Ichaso, 60. ``I do think of the three films as a trilogy, and this one is the end, exploring the new arrivals, these new little Cuban Frankensteins that Castro makes and sets loose on the world.

'When I made El Super, some people asked me, `Why, of all the successful Cubans who have emigrated to this country, did you have to pick a loser who used to be a guaguero [bus driver]?' But that's what felt interesting to me. I'm ready for a similar reaction to Paraiso from some people, but I think there is something visceral about the film that will connect with people. It might stun or bruise them for a second, but they will sense there is no lie here.''

Shot entirely in South Florida last year, Paraiso centers on Remigio (veteran Cuban actor Miguel Gutierrez), a successful radio talk-show host surprised to discover that a son he never knew he had, the handsome Ivan (Adrian Mas), has fled Cuba on a raft and arrived in Miami.

Struggling with the awkwardness and strangeness of the revelation, Remigio welcomes Ivan into his posh Key Biscayne condo, doing his best to make the wide-eyed young man feel at home.

Ivan regales Remigio and his friends with harrowing stories about his voyage and his memories of listening to his dad's show on the island via a beat-up radio with a wire hanger for an antenna. Remigio takes his son to eat at Versailles, where he marvels at the size of the portions, and hooks him up with a job as a pool attendant at a South Beach hotel.


But Paraiso also hints at a darkness lurking within Ivan -- a casual incident of shoplifting, a chance encounter on a Little Havana street with a drug addict who claims to have been his inseparable pal back on the island -- that grows more pervasive after his assimilation hits a rocky patch.

''Paraiso measures the damage that 50 years of dictatorship has wreaked on a broken country,'' said Alejandro Rios, director of the Cuban Cinema Series at Miami Dade College. ``Ivan is the embodiment of the Cuban Revolution's Hombre Nuevo [New Man], and when he ends up here, he doesn't know how to deal with the codes and norms of another society. He didn't fit in over there, and he doesn't fit in here. He's in a very dark limbo, but that's not because he's wrong or evil. It's what he was taught. In Cuba, you have to be constantly fighting against the state to survive. You have to ignore the rules and steal. And when someone like Ivan comes here, he thinks the streets are made of cheese, and money grows on trees.''

Ichaso, whose career alternates between Hollywood-friendly fare (Piñero, Sugar Hill, TV's Medium and The Cleaner) and smaller, personal projects like Paraiso, said the idea for the movie coalesced after a series of encounters with recent Cuban exiles the world over, such as the busboy in a posh Berlin eatery who was utterly clueless about proper table service because he had never been in a fine restaurant before.

''The resilience of the Cuban soul is fascinating to me,'' Ichaso said. ``There is a great charm to seeing Ivan struggle to figure out how to act in a proper manner, because he has no idea how things function. He has all these huge dreams, but once he starts trying to attain them, he can't function well because he's so late in life and lacking so much information. He's damaged. It's heartbreaking to hear stories from recent arrivals that display a complete innocence towards so many things we take for granted. You start to realize these people have gone through hell.''


Paraiso argues that Ivan's past life in Cuba -- one that included hustling tourists for sexual favors -- has also corroded his psyche in ways even he doesn't fully comprehend.

''When you've spent your life resolviendo [struggling to make do], there are certain emotions like regret that are set aside and stored, and you don't feel them anymore,'' Ichaso said. ``In that way, Ivan is very much like a psychopath, because he doesn't believe he's done anything wrong other than try to be a good son and protect himself and be a part of something he's never had.''


Ichaso filmed Paraiso on digital video for a tiny budget of $30,000, often shooting on the streets of Miami without permits and relying extensively on the help of friends and family (the attendees to the wedding of his niece, for example, agreed to double as funeral-goers for a scene in the film). The director said his limited resources were a challenge, but they also served as a creative boon.

''That was part of the beauty of it: We had no one to account to, so it was a peaceful, creative process,'' he said. 'From something as simple as the management at Versailles telling us, `Take over the place, and do whatever you want to,' it was a collaborative effort. Cubans are a reminder that hope lasts forever. But to make a movie like this, you have to really love Cuba and have a strong sense of who you are. El Super was a comedy about the tragedy of being completely displaced, and that seemed taboo at the time. Paraiso is a reflection of this new hybrid of Cuban exile, desperate to be part of a world they can barely function in. And it's important to know ourselves a little better -- the good, the bad and the ugly.''

Tuesday, October 6, 2009

Paraiso at Los Angeles Latino International Film Festival

The 13th Los Angeles Latino International Film Festival (LALIFF) Unveils its 2009 Lineup
Emerging and established filmmakers from around the world showcase their features, documentaries and shorts depicting the diversity, creativity, innovation and sometimes, provocative, Latino experience

Los Angeles, CA --- The 13th Los Angeles Latino International Film Festival (LALIFF) will present the best of Latino filmmaking from October 11-16 at the Mann Chinese 6 Cinemas in Hollywood. Opening with Pedro Almodóvar’s Broken Embraces, LALIFF’s cinematic journey will continue with award-winning and sure to please films from emerging and established filmmakers from around the world including Argentina, Bolivia,Brazil, Chile, Colombia, Denmark, Spain, United States, México, Panamá, Peru,Puerto Rico, Japan and Uruguay.

Leon Ichaso's Paraiso will screen October 14th at 7pm.

Wednesday, September 23, 2009

Paraiso Redux

Paraiso by Leon Ichaso (the final cut)

Special Presentation at the Miami Beach Cinematheque

Oct 23, 24 and 25th

Friday, July 3, 2009

Paraiso at New York's International Latino Film Festival and a Review by novelist Zoe Valdes

Paraiso by Leon Ichaso, was shown with great success at the New York International Latino Film Festival having its New York premiere on July 29th.



El paraíso según León Ichaso
Por Zoé Valdés
Sept 1/2009
Seccion Cultural del Diario El

Nueva York, seis de la tarde, todavía ando con un amigo por el Village, dentro de media hora tengo cita con el cineasta cubanoamericano León Ichaso (, a quien conozco desde mis primeros años de exilio, a mediados de los noventa, aunque ya yo había visto su primera película El Súper, en Cuba, en una copia en cassette, en aquellos antiguos cassettes enormes cuya cinta se trababa cuando hacía mucho calor.
Ver El Súper (primera película de éxito del exilio cubano en Estados Unidos, codirigida con Orlando Jiménez Leal) en Cuba, de manera clandestina, en una de aquellas casas en las que existió el lector de videos a cuenta y riesgo, otro aparato clandestino, era una proeza sumamente contestataria; fíjense que les estoy hablando sólo de ver una película, prohibida por el régimen.
Desde El Súper me quedé enganchada con la obra de este cineasta, a quien conocí, repito, a mediados de los noventa.
Después de aquel filme, León Ichaso trabajó en Hollywood y lo sigue haciendo. De hecho, vive en Los Ángeles, "a unos cuantos millones" de la casa de Jennifer López, a quien dirigió junto a su marido Marc Anthony, en El Cantante. Antes había realizado una biografía lírica en pantalla acerca de un poeta nuyorican (Miguel Piñero, poeta de la contracultura, portorriqueño crecido en Nueva York), titulada Piñero, precedida por filmes como Crossover Dreams, Bitter Sugar, películas que le han valido reconocimiento mundial y de un público curioso que siempre lo sigue.

LLegada a casa de Mariano
Nos encontramos en casa de un amigo y, casi familiar: Mariano, quien también ha trabajado en la producción de Paraíso. León me recibe con una sonrisa amplia, y empieza enseguida a contarme los pormenores de la filmación, en la que tuve una pequeña participación cordial. En el centro del salón donde conversamos amenamente reina una obra de Eugenio Kurakin Goizueta, pintor franco-ruso-cubano, nacido en París (su madre era cubana de origen vasco). En lo que esperamos a Mirta Ojito, escritora y periodista del NYTimes, para ver la película, hablamos de su padre, Justo Rodríguez Santos, de su madre Antonia, por y para la que hizo la película. Su madre acababa de fallecer, y él necesitaba meterse en un proyecto, para de algún modo poder soportar la ausencia de esa gran amiga que fue Antonia. Tenía reunido unos 30 mil dólares y poco más, y un guión basado en un hecho real, aunque bastante reinventado, y re-trabajado, como para parecerse a pie juntillas al acontecimiento que lo inspiró.

Argumento de la película
Mirta Ojito llegó también apurada como yo, de inmediato nos disponemos a ver la película. Paraíso transcurre en Miami, la primera escena abre con ese gran actor que es Miguel Gutiérrez, quien juega el papel de un viejo periodista de radio al que le cae de fly un hijo balsero, interpretado por Adrián Mas. Estamos ante el drama del exilio cubano en Miami, un drama con tintes tragicómicos; un drama donde observaremos a varias generaciones con sus diferencias de pensamiento y también con sus puntos de coincidencia. Así, Lili Rentería, la prestigiosa actriz cubana, la más premiada en el teatro en los años 80 en Cuba y en México, interpreta a Alina, una cubanoamericana en la cuarentena, también periodista y publicista, amiga de Remigio, el padre de Iván, y ella es el puente entre todos los personajes.
Una relación de complicidad sexual se establece enseguida entre Alina y el joven balsero, a escondidas de su supuesto padre. Sin embargo, desde el inicio adivinamos que Iván esconde mucho más que su relación con Alina. Iván se muestra como un joven perturbado, aprovechador, violento, acostumbrado a tomar las cosas sin pedirlas, prototipo del "hombre nuevo" del que hablara el Ché, aunque a la inversa, producto típico de los totalitarismos, una especie de "pícaro" del socialismo tropical. Iván miente, golpea, mata, jinetea incluso a su propio padre. Pero, ¿es Remigio verdaderamente su padre? El final es un trastazo en el pecho, una bofetada de las que sólo sabe dar como nadie, en el cine, León Ichaso. Si en Cuba las nuevas generaciones no creen ni en su estampa, el exilio no conseguirá aliviarlas de ese padecimiento de incredulidad y cinismo.
Nada se le escapa a este cineasta que entra y sale del cine independiente como quiere, con gran entereza, con esfuerzo propio, y con el esfuerzo de los que lo acompañan cada vez. Todo está en este filme: el encontronazo generacional, el drama de los balseros, el de los primeros exiliados, el de los Peter Pan, el de los jóvenes perdidos pertenecientes a esa cosecha del ente castrocomunista creado y criado sólo para hacerse daño y dañar a los demás. "En este país no están preparados para gente como nosotros, porque nosotros no estamos preparados para gente como ellos", confiesa sumamente acalorado El Flaco, magistralmente interpretado por Ariel Texido a la persona que fue su amigo y que dentro de poco se convertirá en su asesino.
Además, veremos la ciudad de Miami filmada en todo su esplendor. Y también en todo su esplendor está el protagonista: Adrián Mas, a quien ya yo había visto en teatro en una pieza de Lorca, todo un actorazo de los que aún se mantiene moldeable, como debe ser en un actor, y no una figurita de chisme people.
Un gran trabajo de equipo
León Ichaso ha realizado un thriller dramático independiente de gran factura emocional y artística, en todo el sentido de la denominación. La dirección de actores, la actuación de los mismos, la escenografía, la fotografía elevan la historia a niveles muy superiores a otras películas que sobre el tema del exilio o de la inmigración hacia Estados Unidos hemos visto y de las que se ha hablado con mayor y mejor intención. El autor de varios capítulos de Miami Vice, de Médium (lo más reciente), de Hendrix, de Sugar Hill, sin embargo, ha tenido que bregar en solitario, siendo como es el cineasta cubanoamericano de mayor éxito y con una obra numerosa y compleja en su haber -sobre todo en comparación con los nuevos latinoamericanos egresados de Hollywood.
La carrera cinematográfica de León Ichaso surge y proviene de lejos, en el tiempo, y en su historia personal. Se me antoja que el título de la película tendría que ver con la obra poética de su padre, quien fue uno de los exponentes principales del Grupo Orígenes, cuyo líder y magister fue el inmenso poeta José Lezama Lima, autor de una novela monumental con el título de Paradiso.

Este otro Paraíso participó ya de varios festivales de cine, el de Miami, el de Nueva York, y ahora esperamos que muy pronto podamos apreciarla en Europa. Ante tanto bodrio con ojo extranjero que se filma sobre Cuba, siempre es bueno poder apreciar una obra hecha a pulmón y con esos golpes de vida de los que escribía César Vallejo, emergida de la inteligencia, con una factura artística impecable, con actores por fin nuevos y buenos, bien dirigidos, bien actuados. León Ichaso siempre consigue sorprendernos, con los temas que escoge, extremadamente inesperados y variados, tan arriesgados, tan rigurosamente bien tratados.

Wednesday, March 18, 2009

Paraiso con Doble y Triple Filo

El Nuevo Herald Marzo 13-2009 por René Jordán

"Paraíso es básicamente un thriller de corte experimental, diferente a todo lo anterior en la carrera de León Ichaso. El montaje de vertiginosa inquietud baraja imágenes en colores y en blanco y negro, retenidas en la pantalla poco más allá de un pestañazo, acompañadas por la partitura de Alfredo Triff y canciones de Marco Rizo, Palomino Diez, Germán Piferrer, Boleros Perdidos y Cubiche. La evocativa dirección artística es de Luis Soler y la fotografía va enfocada por Henry Vargas y Henry Lynx. Todo se filmó en Miami con un equipo de 10 personas, incluyendo estudiantes del Miami Dade College.

(...) Iván es la imagen distorsionada del llamado ''hombre nuevo de la Revolución'', emigrado de un país ''congelado en el tiempo''. Emerge del océano hacia lo que el director-guionista llama ''una libertad imaginada'', pero nunca logra escapar de su turbio pasado. En una frase reveladora, alguien dice ''No es fácil ser cubano, aquí o allá'' y por eso Paraíso es título irónico: este balsero --dondequiera que siente sus plantas-- transporta por dentro su propio infierno.

(...) Para Ichaso, El Súper fue el supremo filme de la nostalgia y Bitter Sugar se amargó hasta bordear la apología del suicidio. Aparte de referencias al restaurante Versalles o al cine Verdún de La Habana Vieja, apenas hay rastros de nostalgia en este nuevo batiente de la trilogía, que pudo situarse dondequiera. Un psicópata como Bic-Iván no tiene nacionalidad ni raíces. Su perturbación sale a relucir por sí sola, en el parpadear de su aviesa mirada. Esta es su película de horror interno.

De Piñero a El cantante, Ichaso siempre fue astuto director de actores. En Adrián Mas descubre un inexplorado talento que lleva la situación en sus hombros sin dejarla caer de una secuencia a la próxima. Su hipnótica presencia le da impacto a Paraíso y, sobre todo, convicción. Es fascinante verlo tejer un embuste tras otro como si en realidad se los creyese. Logra persuadir de que el elusivo Bic tiene doble personalidad y triple fondo.

"Fuente: "Paraíso, con doble y triple fondo", artículo de Rene Jordan publicado en www.elnuevoherald

Sinopsis of Paraiso

The dull life of Remigio Gallegos, a popular Miami radio personality, will never be the same after he answers a phone call to find out his son is waiting for him at a Miami Immigration office. Ivan, the young 'rafter' has never met his father. He brings with him Remigio's mother silver cross and a haunted past.

A post-postmodern hybrid, part thriller, part drama, part existencial romance, Paraiso is a film that eschews stereotypes. Ichaso explores generational as well as class divides within the Cuban exile community seldom addressed in film. Is the American dream possible for those who arrived a little too late? Ichaso avoids didacticism for raw authencity, to the point of even challenging the very possibility of full integration ever, in a 'land with a future' that waits for no one.

Shot on a 'Cuban coffee budget', the film explodes with heart, color, music and a desperate tale seldom brought to the screen before. A Miami of no return, where freedom is murder.

About Paraiso --From The Miami Herald-- René Rodríguez's Blog:

Paraiso (Paradise), the latest by Cuban-American filmmaker Leon Ichaso (El Super, Bitter Sugar, El Cantante), focuses on a Cuban balsero who arrives in South Florida and grabs his shot at the good life by taking advantage of everyone he meets.

Shot entirely in Miami on digital video for a tiny budget, Paraiso is a stylish and captivating take on cultural assimilation, South Florida-style - a bracing blast of uncompromising honesty that will surprise anyone expecting another poignant and heartwarming drama about Cuban exiles assimilating to life in the United States.

Entrevista a Leon Ichaso despues del estreno de Paraiso

Entrevista exclusiva con León Ichaso: "Quiero morir en Cuba"

Escrito por © J.A. (Miami)
Sábado 14 de Marzo de 2009 23:37
El cineasta cubano León Ichaso, residente en Estados Unidos desde la adolescencia, ha estrenado en el Festival de Miami su nuevo trabajo, "Paraíso", un "thriller" protagonizado por un balsero cubano cuyo "sueño americano" deviene en pesadilla. habló en exclusiva con este cineasta que ha trabajado con importantes figuras del "show-business" americano sin olvidar jamás sus raíces latinas.

A los 60 años, Ichaso sueña con regresar algún día a Cuba.-

Se publicó en la prensa de Miami que "Paraíso" podría molestar a algunos cubanos que viven aquí...

No lo creo. La gente que la vió en el primer pase no se quejó y las entradas se vendieron en menos de dos horas, igual que el segundo... todas las entradas agotadas. Pienso que la gente sabe discernir. Simplemente mi película es sobre un asesino. Los italianos no se quejaron por "El padrino"... Les encanta (risas).
- También se ha dicho que es una crítica a los balseros...

No, es incierto. No podría hacerlo... el elenco completo son balseros. No se critica el fenómeno, se estudia. También aquí hacen películas sobre psicópatas y es un caso entre 250 millones... Con "El super" algunos cubanos de acá me criticaron porque decían que era "un muerto de hambre", cuando según ellos "a todos los cubanos acá nos va bien"... No creo que sea así. cada caso es diferente, y a mi no me interesa la gente normal.

- En "Azucar amarga" usted planteaba una situación sin salida para la juventud cubana que se veía abocada a la emigración. ¿Ahora "Paraíso" es un título irónico?

Yo diría que es un título más bien existencial. Es el paraíso que los cubanos buscan aquí y no encuentran, una meta que no existe. La película es controversial, pero hablo de un personaje, de una persona como varias que he conocido. Pero no es política ni es "gusanería"... No hay política, aparte de lo obvio del exilio. Pero no se sabe si es mejor quedarse o irse... También explora el mito del "hombre nuevo". Lo han preparado para cosas que no existen ni saben hacer. Cuba está llena de doctores, técnicos... pero lo único que funciona son las cosas que no hay que estudiar sino las que hay que ser, como ser artista.

- Su protagonista llega a Miami, es acogido por su exitoso padre pero es incapaz de integrarse.

Sí, es un personaje desesperado. Son tipos que me interesan, tiene que ver con la parte oscura del ser humano, como "Piñero" o "El cantante"... Quizás en Cuba hay mucha gente que está dispuesta a lo que sea, sin fijarse que el fin no justifica los medios. Pero la película es sobre todo un "thriller", un entretenimiento, no un film de tésis... Es un caso particular, un tipo de personaje que viene a Miami o va a España y se convierte en cosas raras para sobrevivir. En cierta forma es la historia de un "pinguero"...

- ¿Le gustaría que "Paraíso" se viera en Cuba? ¿Le interesaría volver?

Sí, claro. De hecho me han llegado de noticias de que ya circulan algunas copias piratas en la isla. Aunque aquí en el festival ha sido el estreno mundial. A mi me gustaría volver, por supuesto, ver cómo es aquello ahora, tengo un gran interés, incluso hacer una película, y quisiera morir en Cuba. Uno no se puede escapar de ser cubano. Sabe... Aquí en Miami mucha gente dice que cuando aquello termine van a regresar y recuperar lo que era suyo y todo eso... pero estoy convencido de que no lo harán nunca pase lo que pase. Yo sí quiero volver. Llevo en Estados Unidos desde los 14 años... Primero viví aquí, luego 30 años en Nueva York, y ahora en Los Angeles.

- Ha trascendido que usted no está muy conforme con el trato que se le ha dado en el Festival de Miami...

No. Desde mi punto de vista "Paraíso" siendo su estreno mundial tenía que haber sido tratada mejor. Podía haber abierto el festival. Miami está lleno de latinos y de cubanos, y esa realidad no la han contemplado. En su lugar abrieron con un documental sobre un modisto italiano, Valentino, que ni siquiera vino... Sólo nos dieron dos pases y la cinta participa en una sección paralela. Añoro este festival cuando lo hacía Nat Chediak. Ahora se ha convertido en frivolidad más que en un festival de cine.

- ¿Qué recuerdos conserva de "El cantante" y su trabajo junto a Jennifer López?

Fue todo muy divertido. Aunque la película tiene apariencia de una producción de Hollywood fue barata y la hicimos en 33 días nada más. Pero tuvo mala suerte. Se estrenó muy mal, robaron una copia en Toronto y circuló en DVD pirata antes de que la lanzáramos. Creo que aquí en Estados Unidos en ciertos ambientes a Jennifer no la quieren mucho, eso influyó... Quizás también sus fans no esperaban una película tan dura, porque sobre todo ha hecho comedias románticas... Por otro lado para mucha gente no latina la salsa es "bulla", e insisto en que Jennifer tiene mala prensa, ella y su marido son una especie de Richard Burton y Elizabeth Taylor, pero en latino, y los tratan mal, siempre rodeados de chismes. Es difícil afrontar todo eso... Aquí hay adicción al chisme.

- ¿Pensó que "El cantante" iba a ser su definitiva consagración en la gran industria de Hollywood?

Sí, pero también lo pensé con "Piñero" y con "Sugar Hill", que hice con Wesley Snipes... Me gustaría poder entrar en Hollywood pero no por dinero ni vanidad sino para poder hacer más películas. "Paraíso" la he producido yo mismo, en vídeo digital....

Wednesday, March 11, 2009

Paraiso / Press Release in English and Spanish

Press Release for "Paraíso" by León Ichaso


Paraíso is the new and final film, of what its writer/director León Ichaso calls his ‘Cuban Trilogy’.

A trilogy which began with award winning and critically acclaimed El Super (1979), was followed with Bitter Sugar (1996) and ends with Paraiso (2009). All three, very personal independent films, have had their premieres at the “Miami’s International Film Festival” --before being going on to the international film festival circuit.

After working on high budget Hollywood films –like Piñero with Benjamin Bratt and El Cantante with Marc Anthony and Jennifer Lopez in 2007- Ichaso went back to his beginnings as an independent filmmaker, choosing to do a $30,000 totally independent project, shot entirely in Miami with a crew of 10 people, including 4 Miami Dade film students.

An example in teamwork, collaboration and true love for cinema, of which Ichaso, Cuban born and a New York resident since his 20’s- feels very proud of --in “Paraiso” he also discovered the talent of new actors as well as new musicians, while bringing to the screen a stunning and haunting vision of a new Miami. Hand in hand with this support, he also received the cooperation of a community where he feels at home and whose respect he has earned, from his early days as an experimental filmmaker in the sixties --to his days directing of Miami Vice, and back.

With Paraiso, Ichaso turns the clock forward and explores the myth of ‘the new man’ - with a story that takes on ‘a rafter’ following his exit from ‘a country frozen in time’. Cuban dreams gone wrong, and a Miami of ‘no returns’. A controversial and subversive taste of an ‘imagined freedom’.

With a haunting and innovative music score by Alfredo Triff, and songs by Boleros Perdidos, Marco Rizo, Palomino Diaz, German Piferrer and Descemer Bueno and Cubiche, the music is an intrinsic part of the storytelling.

As well as the stunning performances by Miguel Gutiérrez, Adrián Más, Lily Rentería, Tamara Melián, Ariel Texido, Juan David Ferrer, Larry Villanueva, Ali Sanchez -and many other Miami based actors.

The Art Direction of Luis Soler -and the Photography of Henry Vargas and Henry Lynk- shows a Miami beyond the stereotypes. Produced by Ichaso and Lisa Rhoden Boyd, (his collaborator from Bitter Sugar and Piñero) ---Paraíso features the heart and soul of a town suspended in the political clash of a ‘fifty year Revolution that has already expired, trying to make itself eternal’.

The first screening of Paraiso in Miami created nothing short of controversy and praise for it’s courageous and confrontational approach to the subject of the never ending arrivals, this time, a thriller with a ‘balsero’ as the protagonist of the tale.

Through El Súper, Crossover Dreams, Sugar Hill, Bitter Sugar, Piñero, El Cantante and numerous television shows, Ichaso brings to Miami ‘more than a new film’, his love and commitment to a country and it’s people.

Paraíso Press Contact:
Maria Jiménez
917 763-4650

Comunicado de Prensa para "Paraíso" de León Ichaso


Paraíso es el nuevo y ultimo film de lo que su director y escritor León Ichaso llama su “Trilogía Cubana”

Una trilogía que comenzó con el críticamente aclamado y premiado El Super (1979), continuó con Azúcar Amarga (Bitter Sugar -1996) y termina ahora con Paraíso (2009). Los tres films, muy personales -y completamente independientes- han tenido sus premières mundiales en el “Miami International Film Festival” –antes de recorrer el circuito internacional de festivales de cine.

Después de trabajar dirigiendo películas de Hollywood con altos presupuestos –como Piñero con Benjamin Bratt y El Cantante con Marc Anthony y Jennifer López en 2007- Ichaso regresó a lo que fueron sus comienzos como cineasta, escogiendo un proyecto 100% independiente, que le ha costado 30 mil dólares, y ha sido realizado con un equipo de 10 personas y 4 estudiantes de cine del Miami Dade College.

Un ejemplo del trabajo en equipo con gran colaboración y verdadero amor al cine, del que Ichaso –nacido en Cuba y residente de New York desde que tenía 20 años- se siente muy orgulloso. En “Paraíso”, el director también ha descubierto el talento de muchos actores jóvenes, muchos recién llegados de Cuba -igual que de nuevos músicos y compositores, logrando llevar a la pantalla una visión impactante de un nuevo Miami. Mano a mano Ichaso ha contado con la cooperación de una comunidad cuyo respeto se ha ganado desde sus comienzos como un joven cineasta experimental, hasta los días en que dirigía la teleserie Miami Vice – y hasta su trabajo actual.

Con “Paraíso”, Ichaso adelanta el reloj y explora el mito del “hombre nuevo” con una historia que se centra en un ‘balsero’ cuando escapa de “un país congelado en el tiempo”. Sueños cubanos que se tuercen en un Miami donde ya no hay regreso. Una visión controversial y subversiva de una “libertad imaginaria”.

Con el ‘score’ impactante de una música muy innovadora de Alfredo Triff, y canciones de Boleros Perdidos, Marco Rizo, Palomino Diaz, German Piferrer y Descemer Bueno and Cubiche, la música es parte integral -y vital- del relato. Igual que las magníficas actuaciones de Miguel Gutiérrez, Adrián Más, Lily Rentería, Tamara Melián, Ariel Texido, Juan David Ferrer, Larry Villanueva, Ali Sánchez y muchos otros actores basados en Miami.

La Dirección de Arte de Luis Soler --y la Fotografía de Henry Vargas y Henry Lynk- muestra un Miami más allá de los estereotipos. Producida por Ichaso y Lisa Rhoden Boyd, (su colaboradora de Bitter Sugar y Piñero) ---Paraíso muestra el corazón y el alma de una ciudad envuelta en un ‘clash’ político y cultural creado “por una revolución que tiene 50 años de existencia y que ha expirado tratando de eternizarse”.

El primer ‘screening’ de Paraíso en Miami creó controversia, a la vez que celebraciones, por el coraje de enfrentar en la continua llegada de nuevos balseros a Miami --y en este ‘thriller’ es precisamente un balsero el protagonista del film.

Después de dirigir films como El Súper, Crossover Dreams, Sugar Hill, Azúcar Amarga, Piñero, El Cantante y numerosos shows de television, con Paraíso. León Ichaso ha traído “mucho más que otro film”, pues la cinta lleva su amor y su compromiso con un país y un pueblo.

Paraíso Contacto de Prensa:
Maria Jiménez 917 763-4650

Tuesday, March 10, 2009

El Paraiso de Leon Ichaso

Diario Las Americas Publicado el 03-02-2009
El Paraíso de León Ichaso
El director León Ichaso regresa brioso al tema cubano que había abordado de modo memorable en El Super (1979) y Azúcar amarga (1996), con un drama impactante que tiene a Miami como escenario y a distintas generaciones de exiliados afrontando, de manera extrema, las diferencias de una nacionalidad quebrada por una dictadura de medio siglo.
En Paraíso el llamado “hombre nuevo”, transmutado en balsero sobreviviente, trae los sinsabores de una vida aciaga y busca a su padre en Miami, un famoso presentador de radio, apostando a la segunda oportunidad sobre la tierra. Rápidamente se percata de su divergencia con estratos sociales del exilio que obedecen a estrictos patrones no compatibles con sus aspiraciones y hará lo indecible para salvar los obstáculos que le impiden disfrutar la dulce vida.

Monday, March 2, 2009

Las Estrellas de Paraíso

El 'cast' de Paraiso dará mucho que hablar -pues cada actor encaja maravillosamente en la personalidad que les corresponde interpretar --y los personajes tan variados y complejos que son la base del film.

Los actores principales son el veterano Miguel Gutiérrez, quien debutó bajo la dirección de Ichaso en Azúcar Amarga (¿quién puede olvidar aquel padre-siquiatra, convertido en pianista en un hotel de turismo?) --y un actor respetadisimo. Mano a mano en el papel de su hijo recién llegado de la isla está el joven actor Adrian Más, a quien todos le auguran un futuro en el cine por su imagen y obvio talento como actor.

El papel de Alina, la mujer que representa los exilados de la 'otra Cuba', lo interpreta con enorme sinceridad y frescura la guapa actriz Lili Rentería, logrando que quisiéramos saber más de Alina y su vida --e impartiendo al personaje una profunda carga de compasión y humanidad. Lili -quien además fue Productora Asociada del film, ha sido según León Ichaso "el hada madrina del proyecto y una ayuda extraordinaria".

El 'cast' principal se redondea con el debut cinematográfico de Tamara Melián, quien Ichaso compara con una "Anna Magnani mucho más flaca" --y con las fabulosas actuaciones especiales de Ariel Texido, Larry Villanueva, Juan David Ferrer y Ali Sánchez.

Paraíso y su elenco de actores y actrices cubanos -son muestra del talento que existe en la ciudad de Miami, donde viven todos ellos. Un grupo-repertorio como pocos.

Tuesday, February 3, 2009

Posted on Tuesday, 02.03.09

Miami Film Festival lineup takes chances


A made-in-Miami thriller about a Cuban refugee who runs into big-league trouble in South Florida, a documentary about legendary fashion designer Valentino Garavani, a dark comedy about a man desperate to win a Saturday Night Fever look-alike competition and a cinematic tribute to the late musician Israel ''Cachao'' Lopez are among the highlights of the 26th Miami International Film Festival, which will unspool March 6-15.

The lineup, unveiled Monday, includes 97 feature-length and 40 short films from 40 countries. Debuting is the festival's new director, the Italian-born Tiziana Finzi, who previously worked as a programmer for festivals in Locarno, Switzerland, and in Italy in Venice, Pesaro and Taormina.

Though she may be a newcomer to South Florida, Finzi has not played things safe with the festival's programming. This year's recipient of the Career Achievement Tribute will be iconoclastic filmmaker Abel Ferrara (Bad Lieutenant, The King of New York), who has a large critical following in Europe but is revered and reviled in equal measure in the United States. Ferrara will attend the festival for a work-in-progress screening of his new film, Mulberry St., along with a career-honoring sidebar of six of his previous pictures, including his latest, Chelsea on the Rocks.

For the first time in the festival's history, the opening-night film will be a documentary, Valentino: The Last Emperor, directed by Vanity Fair reporter Matt Tyrnauer. Closing night will bring Empty Nest (El nido vacio), a comedy about a middle-aged couple (Cecilia Roth and Oscar Martinez) figuring out what to do with themselves after the last of their children moves out.

Other intriguing titles schedule to be shown: Afterschool, director Antonio Campos' acclaimed drama about a high school student assigned to create an audiovisual tribute to two dead classmates; Paradise, which brings director Leon Ichaso (Bitter Sugar) back to Miami's mean streets for a tale about a Cuban exile whose arrival in South Florida leads to trouble, and 8, a collection of shorts by eight international directors (including Gus Van Sant, Jane Campion, Mira Nair, Gaspar Noe and Wim Wenders) centering on the Millenium Development Goals on world poverty.

In Tony Manero, a man will go to any length -- including murder - to win a TV contest for best John Travolta impersonator. Director Steve McQueen's Hunger, which upset Slumdog Millionaire for the Best Picture prize at the British Academy Awards on Sunday, recounts the experiences of IRA prisoners who went on a six-week hunger strike in the early 1980s in hopes of seizing the world's attention. And Andy Garcia returns to the festival with Cachao: Uno Mas, director Dikayl Rimmasch's portrait of the late, great Cuban musician.

Finzi has added a new category to the festival, titled Cutting the Edge, which will concentrate on experimental audio-visual works as a way of incorporating the city's growing arts scene with the festival. For a complete list of festival events, including screenings, seminars and ticket information, go to

Friday, January 16, 2009

Paraiso por Alejandro Rios -El Nuevo Herald

Opinión El Nuevo Herald

Publicado el jueves 02 de octubre del 2008

El director de cine cubanoamericano León Ichaso convocó a un grupo de amigos para una proyección de su filme todavía en proceso de terminación, pero prematuramente desbordante de una fotogenia que sustrae el resuello desde el primer fotograma, Paraíso.

No quería un festival de patadas, dijo enfático al comienzo de la especial ocasión. Nos había citado porque necesitaba opiniones constructivas, bien intencionadas, que contribuyeran, de algún modo, a pulir las aristas o ajustar los cabos de su urticante película.

Dijo que Paraíso terminaba la trilogía que ha perpetrado sobre la circunstancia cubana, siendo El Súper (1979) la primera y Azúcar amarga (1996) la segunda.

Cualquier otra, aseguró, será realizada en una Cuba libre por la cual siente una marcada ansiedad de exploración. En el ínterin, su cinematografía, dedicada a la isla, realizada con magros recursos pero ejemplar perseverancia, lo ha anclado a la nacionalidad aplazada de modo casi feroz.

Ichaso ostenta reconocidos créditos en la competitiva industria cinematográfica y televisiva de Hollywood que le permitirían soslayar el quemante tema de su país de origen tan expuesto a la incomprensión, la disyuntiva y hasta el rechazo en ese medio mercantil de glamour y frivolidad. Ya se sabe lo que ha sido Cuba para el cine comercial norteamericano e incluso para unos pocos intentos fuera del sistema: un manojo de filmes condescendientes, en los peores casos, de la dictadura de los Castros y, en los mejores, caricaturas y estereotipos usurpando verdades y sondeos algo más profundos.

Uno de los valores de Ichaso como artista cubano exiliado es el de no categorizar o excluir a sus congéneres por orden de llegada o expediente político. En el reparto de su nuevo filme, por momentos thriller o historia de horror, los protagónicos se distribuyen entre actores recién llegados a estas costas, los cuales imprimen una autenticidad casi documental a la hora de decir y gestualizar.

El grupo integrado, entre otros, por Adrián Mas, Tamara Melián, Ariel Texido, Miguel Gutiérrez y Lily Rentería dan cuenta de sus variados y complejos personajes cubano-miamenses con una convicción deslumbrante. Todos cómplices de un director que los consulta a cualquier hora del día y de la noche sobre el proceso creativo y los insta a improvisar y participar en una experiencia conocida que les pertenece por derecho propio.

Del argumento sólo es dable apuntar que aborda la llegada de un balsero joven y apuesto, quien viene en busca de su padre, una figura importante de la radio local. Ambos son dos lobos solitarios que han debido sobrevivir, con máscaras y artimañas, los obstáculos de vidas quebradas por represiones y desplazamientos involuntarios. Los dos medirán sus fuerzas y terminarán devastados en el intento.
Ichaso logra bajarle el humo hedonista y arrogante a cierto estamento de la sociedad miamense y por momentos nos devuelve una imagen, casi desconocida, que recuerda algunos sitios apabullados de Nueva York donde recibió, de muy joven, su intensa educación sentimental.

La visualidad y composición enervantes del filme, sello que distingue el cine del director, se refiere en blanco y negro y en colores, como retazos de pesadilla. Por momentos, es la visión de un poeta maldito; en esencia, la crónica del llamado ''hombre nuevo'' cuando escapa del ''paraíso proletario'' en busca de otra tierra prometida, que apenas entiende, y trata de doblegar con su formación marginal. Paraíso es un shock cultural en pantalla, pródigo en chispazos reflexivos e hirientes, acápite de la tarea pendiente de un país que espera por la apremiante reconstrucción material y espiritual.

Paraiso de Leon Ichaso - Reportaje de Encuentro

'Paraíso' en Miami

León Ichaso, el director cubanoamericano de más éxito en Hollywood, rueda un 'thriller' sobre un balsero que busca a su padre.

por Ivette Leyva Martínez, Miami | 19/03/2008

El director cubanoamericano más exitoso en Hollywood, León Ichaso, está filmando un largometraje por primera vez en Miami. La película será un singular thriller protagonizado por un balsero en busca de su padre.

Paraíso es el título de esta producción independiente, que recrea una serie de misteriosos crímenes desatados en Miami tras la llegada del balsero Iván, un joven proxeneta cubano.

"Es un thriller, no es una película de nostalgia por Cuba", comenta el reconocido cineasta durante las filmaciones en el suroeste de Miami. "Habla de gente desesperada por encontrar un nuevo mundo, y al encontrarlo no lo conocen, y hacen lo que tienen que hacer para sobrevivir".

"El tema es universal, el exilio es el trasfondo", puntualiza.

Tras su último filme, El cantante (2006), protagonizada por Marc Anthony y Jennifer López a un costo de más de 10 millones de dólares, Ichaso busca volver a los orígenes de su carrera.

La cinta cuenta con un presupuesto sumamente modesto de 30.000 dólares, que al decir de Ichaso "es lo que se gasta en el desayuno de una gran producción"; pero todo ha sido posible gracias al apoyo de amigos y amantes del cine en Miami.

"No, no tenemos ni maquillista, ni vestuarista", dice Ichaso, de 59 años, con una amplia sonrisa, como el chiquillo que disfruta de una aventura.

«Quise hacer algo minimalista»

Ichaso, durante el rodaje en Miami. (LUIS SOLER)
El equipo de producción de Paraíso está formado por apenas una decena de personas: hay venezolanos, ecuatorianos y, por supuesto, cubanos, entre ellos estudiantes de cine del Miami Dade College, que colaboran voluntariamente. Todos hacen de todo: el director de arte, Luis Soler, y las productoras planchan la ropa; el propio Soler maquilla a Adrián Mas (Iván) para una de las escenas.

"Quise hacer algo minimalista, que tuviera más que ver conmigo y con mis preocupaciones, con todas las interrogantes sobre lo que va a pasar con los cubanos en el futuro. Pensé que era el momento perfecto para dejar el mundo de las películas de Hollywood y encontrar gente colaboradora como cuando hice El Super", relata.

El realizador se dio a conocer en 1979, con El Super, un largometraje sobre un exiliado cubano que trabaja como encargado en un edificio en Nueva York. Entre sus películas, a menudo en torno a personajes trágicos, destacan Crossover Dreams (1985), Azúcar Amarga (1994), Hendrix (2000) y Piñero (2001).

A Ichaso le fascinan las historias sombrías. "Los personajes tienen más textura, más color, más profundidad… La gente a la que le va bien no tiene mucho que decir", señala el director.

Comenzó el guión de Paraíso hace una década y lo fue adaptando con el paso del tiempo.

Iván es un personaje complejo. "Es un pinguero, un marginal, que construí basándome en 3 ó 4 personas que he conocido que se prostituyeron desde niños", indica.

Adrián Mas, el actor que encarna a Iván, cree que lo más difícil del personaje es su versatilidad. "Es muy camaleónico, tiene muchos matices", comenta el actor, formado en la Escuela Nacional de Arte (ENA). "No sabes dónde está el límite para él, sus reacciones son a veces impredecibles, no sabes con qué va a salir".

Mas, de 38 años, trabajó para los grupos teatrales Escambray y El Público, y también puede ser recordado por los televidentes por su actuación en la telenovela Las huérfanas de Obrapía. Salió de Cuba en 2000, y pasó por España y México —donde actuó en la serie Clase 406— antes de llegar a Miami.

Paraíso marcará el debut cinematográfico de Mas. En contraste, Miguel Gutiérrez, quien encarna al padre de Iván, Remigio, es un veterano de la pantalla: su carrera cinematográfica incluye largometrajes como La Bella del Alhambra, Adorables mentiras, Clandestinos y El Siglo de las Luces, entre otras.

El actor de 72 años se exilió en España en 1991 y desde entonces ha trabajado fundamentalmente en comerciales y telenovelas. Paraíso es su segunda película con Ichaso, después de Azúcar Amarga.

"Lo que más me gusta de esta película es el argumento. No es nada panfletaria, deja pensar al espectador y sacar sus conclusiones", comenta pausadamente el actor en medio del ajetreo de la producción, las llamadas a filmación y las advertencias risueñas de Ichaso de que no debía revelar detalles del argumento.

"Mi personaje es un hombre que tiene un programa de radio en Miami, que sabe de muchos temas, pero que no sabe, o no recuerda, que pudo haber dejado un hijo en Cuba", señaló. "Hay flexibilidad en el proceso de creación del personaje, y eso hace que uno se sienta cómodo".

Lily Rentería, Larry Villanueva, Juan David, Sandra García, Ariel Texido, Rosa Inguanzo y Tamara Milán conforman el resto del reparto. La música original es de Alfredo Triff y Palomino Díaz.

Miami en la mente

La experiencia de filmar Paraíso en Miami ha sido tan alentadora para Ichaso que el director —que vive entre Nueva York y Los Ángeles— está considerando mudarse para la Capital del Sol.

"Por un motivo u otro nunca había dinero para financiar proyectos que quería filmar en Miami", señala Ichaso. "Entre estos había incluso uno con Andy García antes de que se hiciera famoso".

Sin embargo, el presupuesto ideal nunca llegó e Ichaso decidió lanzarse al ruedo de todas formas. Su nuevo acercamiento a Miami y el intercambio con cubanos de las nuevas oleadas de emigrantes han contribuido a cambiar su visión de la comunidad cubanoamericana.

"Creo que queda mucha gente que tiene una sobredosis de política, que está marcada por el dolor; muchos de los que estamos aquí desde hace muchos años tenemos prejuicios con la gente que viene de Cuba", reflexiona.

"Para mí lo más agradable de todo este proceso de la película ha sido redescubrir lo cubano, a veces desfigurado, ver un Miami para mi completamente nuevo, desconocido y mal interpretado; donde hay círculos de artistas con los que siento gran afinidad, y un mundo underground muy fuerte; una ciudad adonde llega gente todos los días que no saben ni dónde están ni de dónde vienen", dice.

"La película vislumbra un futuro esperanzador, en el que los cubanos tendremos que aceptar diferencias y crímenes, con la esperanza de que asumir la realidad del país completo, no dividido, tal como es, será inevitable", asegura.

© cubaencuentro